JPMorgan Chase, el mayor acaparador de plata de la historia

El banco de inversión estadounidense JPMorgan Chase ha acumulado una increíble cantidad de plata
física durante los últimos siete años, que algunos analistas estiman en torno a 700 millones de onzas
(más de 21.770 toneladas). De ser cierto, JPMorgan se convertiría en el mayor acaparador de plata de
la historia.

La voz de alerta la dio el analista y experto en metales preciosos Theodore Butler, quien hace cuatro
años comenzó a investigar las operaciones de compra de plata física por parte del banco de inversión.
Por aquel entonces, JPMorgan Chase ya había acumulado en torno a 300 millones de onzas (más de
9.300 toneladas).

Según explica Butler, desde 2011 JPMorgan ha trasladado un total de 135 millones de onzas de plata
(unas 4.200 toneladas) a su almacén en el COMEX, en su mayoría como respaldo de sus contratos de
futuros.

Este metal almacenado en los depósitos del COMEX es la mayor cantidad de plata acumulada por una
entidad privada en la Historia, superando las cantidades que llegaron a acumular los hermanos Hunt
(quienes a finales de los 70 y principios de los 80 del pasado siglo acumularon más de la mitad de la
plata física mundial, provocando que el precio creciera desde los 11 a los 50 dólares la onza) o
Berkshire Hathaway (el vehículo de inversiones del magnate Warren Buffet, quien en 1998 llegó a
acumular casi 130 millones de onzas, el 20% de la producción mundial).

¿Cómo ha podido acaparar tanta plata JPMorgan sin provocar un incremento del precio del metal,
como ocurrió en los casos de los hermanos Hunt y Warren Buffet? Según Theodore Butler, la clave
está en que, durante los siete años que estuvo acumulando metal precioso el banco era, al mismo
tiempo, el mayor vendedor en corto (es decir, con activos prestados) de contratos de futuros del
COMEX. En opinión de Butler, “esto constituye la prueba más evidente de manipulación de precios en
el mercado de commodities que ha habido nunca”.

¿Por qué acumular plata?

Dando por hecho que JPMorgan posee entre 135 y 700 millones de onzas de plata, en forma de
lingotes de 1.000 onzas cada uno, la cuestión que Butler plantea es conocer la motivación del banco
de inversión estadounidense.

“En mi opinión, JPMorgan comenzó a comprar plata como seguro para cubrir sus enormes posiciones
cortas en el mercado de la plata papel, sin provocar una abrupta subida del precio del metal. Una vez
que se hizo con suficiente metal físico como para respaldar todo el papel vendido a corto, en 2012, el
banco continuó acumulando centenares de millones de onzas de plata, con la intención de venderlas
algún día al precio más alto posible”, apunta Butler.

El analista no cree que JPMorgan hubiera previsto en 2011 que iba a acumular la mayor cantidad de
plata de la historia, a unos precios artificialmente bajos. “Pero su decisión de comprar plata para cubrir
sus posiciones cortas en papel, que de otra forma habrían sido imposibles de cubrir, fue una prueba
de genio manipulador. Desde JPMorgan son suficientemente listos como para saber que una vez que
hubieran cubierto sus posiciones cortas en papel, toda la plata adicional que acumularan podrían
venderla algún día con enorme beneficio”, apunta el analista.

La de Butler no es la única interpretación que se ha hecho a esta acumulación de plata llevada a cabo
desde JPMorgan en los últimos años. Otros analistas creen que el objetivo del banco de inversión era
usar la plata física para prolongar y extender la manipulación durante el mayor tiempo posible. Detrás
de ello, estaría el propio Gobierno de los Estados Unidos, que trataría de asegurarse el suministro de
esta materia prima fundamental en la industria a un precio contenido.

Sin embargo, Butler argumenta que “este mismo Gobierno estadounidense que anima a JPMorgan a
acumular plata como stock estratégico para el bienestar colectivo del país, se pasó 50 años, desde
1950 a 2000 liquidando el stock nacional de plata y desposeyéndolo de su condición de estratégico. ¿Y
ahora, de repente y en secreto, el Gobierno estadounidense comienza a acumular plata de nuevo, en
una iniciativa impulsada por la administración Obama y continuada por la administración Trump? No lo
creo”.

En su opinión, “el precio de la plata explotará cuando JPMorgan decida que explote y eso no sucederá
hasta que no exista suficiente plata física para seguir comprando”. Esta acumulación de plata por
parte del banco de inversión estadounidense es, según Butler, el factor crítico que faltaba para que se
produjera una explosión del precio de la plata. “Y JPMorgan es la única entidad suficientemente
preparada para una explosión de este tipo. De hecho, es el principal argumento para que se dispare el
precio de la plata”, concluye.
Inicio
Preguntas
Frecuentes
Noticias
Invierta en Oro y
Plata
Contactenos
Cotizacion Oro
Cotizacion Plata
Cotizacion Dolar